Nueve meses conduciendo un taxi eléctrico

 

El pasado mes de Octubre se ponía en marcha en Valladolid el primer y hasta el momento único taxi eléctrico de España, un Nissan Leaf que se convertía en una excelente plataforma de pruebas para Nissan y un ejemplo de que la movilidad eléctrica ya tiene su lugar en nuestras ciudadades.

Nueve meses después de comenzar su trabajo y 35.300 kilómetros recorridos, hemos visitado al propietario del Leaf en Valladolid donde hemos conocido de primera mano las impresiones de conducción, los datos de consumo y ahorro, además de algunas personalizaciones de lo más interesantes que Roberto ha instalado en el coche para mejorar los consumos.

El coche.

Lo primero que te llama la atención cuando hablas con Roberto es su absoluta pasión por el coche, más allá del ahorro económico que le pueda proporcionar en el día a día, valora unas cualidades que pocas veces tenemos en cuenta a la hora de valorar un coche eléctrico, tanto la suavidad en marcha, el silencio y también la potencia, ya que a pesar de sus 80 kW, el Leaf puede moverse con mayor velocidad y agilidad de lo que todos pensamos.

Además de unas cualidades dinámicas excelentes, fruto de una posición de la batería en los bajos del vehículo, también destaca Roberto el excelente espacio en las plazas traseras, fundamental para un taxi, y que incluso compara con su anterior coche, el Volkswagen Touran. Además aunque el maletero es de reducidas dimensiones, la posibilidad de plegar los asientos traseros por secciones le permite aumentar de forma notable la capacidad de carga, para esos recorridos donde hace falta un plus de espacio.

Además de su imagen y dinamismo, lo que ha enamorado a Roberto del Leaf es su sistema Carwings, que le permite acceder a toda clase de datos de consumo y potencia, y volcarlos en la red para llevar una estadística histórica al detalle, lo que le motiva a lograr la mejor cifra posible y picarse el mismo para mejorar las cifras.

Desde el teléfono puede controlar parámetros que hasta hace poco parecerían de ciencia ficción, como programar la recarga, el encendido del climatizador y saber en tiempo real tanto los puntos de recarga en su zona, en la zona de destino, además de actualizar de forma automática las nuevas estaciones que se van dando de alta, donde además de su situación, podemos saber que tipo de conector tienen e incluso el teléfono de la empresa responsable.

 
Maletero con asientos abatibles, para grandes bultos

Autonomía consumo y recarga.

Como a cualquier interesado en esta tecnología, lo que más nos llama la atención es el consumo del Leaf, que Roberto en su gráfico ha conseguido una cifra media de 12 kWh cada 100 kilómetros, con una mejor marca de 11 kWh cada 100 kilómetros en circulación urbana,. En cuanto a su consumo durante el recorrido que hemos realizado por Valladolid, a 120 km/h, con buen tiempo y en llano, el Leaf tiene un consumo de 20 kWh cada 100 kilómetros, mientras que en ciudad baja hasta los comentados 12 kWh cada 100 kilómetros, con tres personas y el climatizador encendido.

En cuanto a la recarga, la rutina es carga en casa a 230V mediante el Wallbox, que ha tenido un coste instalado de 1.200 euros, y que le permite alcanzar el 80% en 4 horas, necesitando desde la actualización del sistema una hora más para llegar al 100%, por las dos necesarias antes de esta actualización. La rutina es utilizar una recarga del 80% para el día a día, y usar el 100% solamente en los días de trabajo fuerte, como los fines de semana o los festivos.

 
 

La máxima distancia recorrida en una jornada por este Leaf ha sido de casi 300 kilómetros, mientras que la media diaria en estos 9 meses está en torno a los 140 kilómetros, unos recorridos donde la autonomía del Nissan se muestra más que suficiente para cubrir más del 99% de los desplazamientos, sin necesidad de acudir a recargas parciales durante el día, ni acudir al concesionario de Nissan donde dispone de forma gratuita de una toma rápida, una infraestructura que le permite disparar los kilómetros diarios en momentos puntuales y que por desgracia solamente tiene a su disposición durante el horario comercial.

Sin duda lo más llamativo de esta unidad es la solución para la climatización del coche durante el invierno, que usando el climatizador de serie se puede llegar a comer el 30% de la batería, y que en este caso se ha solucionado incorporando un sencillo calefactor de 150 vatios conectado a la batería de 12V, con un coste de apenas 100 euros, que ha situado bajo el asiento del conductor y que le permite un ahorro considerable de electricidad durante los fríos inviernos de Valladolid.

El calefactor, una solución tan sencilla como efectiva

Por su parte el climatizador para el verano a pesar de que también tiene un consumo importante, este curiosamente es menor que la calefacción, y en la pantalla podemos apreciar que su desactivación nos puede ayudar a mejorar la cifra de autonomía en apenas 6 kilómetros, algo que podemos apreciar en las fotos inferiores en una toma circulando a 120 km/h.

En cuanto al día a día con un modelo como el Leaf, Roberto solamente ha tenido limitaciones los días de trabajo fuerte, como los fines de semana, donde en ocasiones los desplazamientos son más largos y que alguna vez ha tenido que rechazar el servicio por no disponer de capacidad para la ida y la vuelta, algo que se solucionaría con una mejor infraestructura de recarga, pero se trata de una cantidad de trayectos que no se han podido realizar casi marginales en el global anual.

 

Hasta el momento Roberto no se ha quedado nunca tirado sin batería, siempre ha logrado terminar el día con una reserva suficiente y solamente le ha ocurrido una anécdota en un viaje a Toro, una localidad situada a 65 kilómetros de Valladolid en donde el Leaf necesitaba por si las moscas una recarga parcial. Para ello se ha acercado al concesionario Renault de la localidad para pedir un enchufe y conectar un momento el coche, ante lo que para su sorpresa, se ha encontrado con la negativa del responsable, ante lo que se ha dirigido a una gasolinera cercana, donde si le han permitido amablemente recargar la batería unos minutos, algo que no pasa de ser una anécdota, pero con el agravante de ser Renault unos de los estandartes de la movilidad eléctrica y que debería cuidar más esos detalles.

Otros detalles que a muchos le podrá interesar es el seguro, toda una incógnita para muchas compañías que en muchos casos no saben si pueden o no asegurar. En este caso el Leaf está cubierto a todo riesgo con franquicia de 300 euros y con un precio de 1.200 euros, una cantidad a nuestro entender algo elevada, pero que entra dentro de los normal dentro del sector del taxi.

El mismo modelo, diferente dibujo

Los neumáticos también son otro elemento capital para un taxista, y en este caso el Leaf monta unos Bridgestone Autopia que según Roberto, le salen por unos 90 euros la unidad, y que tienen su propia anécdota cuando después de un llantazo, ha tenido que pedir una unidad nueva de este mismo modelo, pero que ha llegado con un dibujo diferente al original, algo poco habitual en los fabricantes de neumáticos.

Ahorro económico.

Sin duda la compra de un taxi eléctrico no corresponde a la acción de un fanático de la tecnología, se trata de un negocio donde como todos, el objetivo es ganar dinero, o como Roberto nos dice, por lo menos no perder, como sucede en el sector en estos momentos.

El ahorro económico es considerable, algo que se magnifica en una comunidad como Castilla y León, donde sus ciudadanos deben afrontar el centimazo sanitario, que grava a los carburantes con casi 4 céntimos por litro. Esto supondría en estos momento para Roberto un desembolso de 96 euros para llenar el depósito de su Touran diésel, lo que suponía unos 400 euros al mes, mientras que con el Leaf la misma distancia la puede recorrer en el peor de los casos con 85 euros, siempre que no utilice los puntos de recarga gratuitos y  recargue absolutamente siempre en casa.

A esto tenemos que sumarle el mantenimiento, que en un modelo como el Volkswagen, unos 250 euros cada 15.000 kilómetros, además de un mayor desgaste de pastillas de freno, lo que nos indica que el Leaf a pesar de obligarte a renunciar a viajes puntuales, supone un tremendo ahorro económico para un taxista.

A cinco años vista, que ha sido lo que ha durado su anterior coche, podemos calcular que un diésel entre consumo y mantenimientos, siempre que no exista ninguna avería y con las tarifas actuales del gasóleo y con una media de unos 47.000 kilómetros anuales, habrá recorrido unos 235.000 kilómetros, que para el diésel con un consumo medio de solamente 7 litros a los 100 km, supondrán un total aproximado de 22.000 euros de combustible, más unos 4.000 euros de mantenimiento, lo que suman un total de 26.000 euros.

Kilómetros totales a día de hoy

Por su parte el Nissan eléctrico tiene un precio de salida más caro que la media de los taxis en España, pero a cambio nos ofrece un consumo medio de unos 2.16 euros cada 100 kilómetros (12 kWh/100 km) lo que supone que después de 235.000 kilómetros y recargando en casa con tarifa diurna (0.18 euros el kWh) habremos gastado 5.000 euros en electricidad, además de unos 1.000 euros en el cambio de filtros del aire, el único mantenimiento mecánico exceptuando las piezas de desgaste que no hemos contado en ninguno de los dos casos.

Esto quiere decir que si optamos por un modelo diésel de unos 20.000 euros, al final de los cinco años habremos gastado entre coche, carburante y mantenimientos unos 46.000 euros, mientras que por el Leaf serán 35.950 euros, 10.000 euros más por el diésel.

El alcalde de Valladolid y la plana mayor en la presentación del coche

Poco apoyo institucional y del fabricante.

Como recordamos, el Leaf de Roberto es el único taxi eléctrico de España y uno de los primeros de Europa, un gesto valiente que no ha venido acompañado por un apoyo decidido por parte de Nissan ni del ayuntamiento de Valladolid, que ha dejado en manos del propietario el esfuerzo económico completo, y que en ambos casos están logrando un rendimiento de publicidad y de información en uso real de un valor incalculable.

Es por eso por lo que se echa de menos una mayor implicación de las administraciones y fabricantes para apoyar este tipo de iniciativas, como Roberto nos dice, con un sencillo leasing, por el que el pueda disfrutar del coche, al mismo tiempo que la marca recupera parte del dinero al mismo tiempo que recopila una información precios, además de  lograr una publicidad muy interesante, algo que podemos ver en otros lugares como Londres, donde podemos reservar un Leaf mediante twitter de forma gratuita, Sao Paulo o México, con gran repercusión mediática y donde Nissan ha invertido mucho dinero, algo que no ha sucedido con el Leaf de Roberto, que además de los 30.600 euros de su adquisición, ha tenido que afrontar el coste íntegro del wallbox.

 

En definitiva, que además de ser un gran coche, el Nissan Leaf es un excelente arma contra la crisis que estamos sufriendo en estos momentos, gracias a su economía operativa, pero además nos permitirá estirar la vida útil del coche más allá de lo que suele ser habitual en un coche con motor de combustión, que con el paso de los años comienza a tener sus achaques, y que en el Leaf teóricamente será cuestión de renovar la batería, algo que dentro de 10 años debería ser una operación muchísimo más económica que en la actualidad.

Sobre Roberto, creo que no cambiaría su Leaf por ningún coche del mundo, aunque le pregunto cual sería su coche eléctrico ideal para el taxi, y por supuesto me responde el Tesla Model S, también me recuerda el BYD E6, ya de pruebas en algunas ciudades europeas, aunque pensando más fríamente me indica que sería un modelo como el Mercedes Clase B…por lo que Mercedes debería tomar nota.

Muchas gracias a Roberto por su atención, y por transmitirnos esa pasión tan contagiosa que estamos seguros también transmite a los pasajeros que cada día tienen el privilegio de moverse en el único taxi eléctrico de nuestro país.

Publicado por Carlos Noya en jueves, julio 05, 2012

http://www.forococheselectricos.com/2012/07/nueve-meses-conduciendo-un-taxi.html

Be Sociable, Share!

Centro de preferencias de privacidad

Get Adobe Flash player Plugin by wpburn.com wordpress themes