Independencia energética significa también independencia de las baterías

El Departamento de Energía de EEUU acaba de anunciar un plan para catapultar a este país a la posición más alta de la industria de las baterías para coches eléctricos. El plan pretende mejorar las expectativas del comprador medio que, en un futuro muy cercano, querrá adquirir un vehículo eléctrico.

Es un programa para cinco años, denominado JCESR (por Joint Center for Energy Storage Research), y dotado con 120 millones de dólares. Contará con la primera línea de fuego de catorce laboratorios nacionales, además de universidades y empresas y con la única misión de revolucionar el rendimiento de las baterías de los coches eléctricos.

 

El primer objetivo del plan es reactivar la economía local mediante la creación de empleos en una región devastada por la crisis financiera de 2008. En segundo lugar, construir una buena cimentación para el desarrollo de una industria sostenible a largo plazo dedicada al sector del vehículo doméstico.

En 2010, EEUU aportó solo un 2% al mercado mundial de las baterías. Sin un empuje potente como éste, resultaría imposible crecer en el sector emergente de las baterías, sobre todo, porque el crecimiento podría quedar obstaculizado por la dependencia de los proveedores de baterías extranjeros.

Fuente: http://www.ison21.es

Be Sociable, Share!

Centro de preferencias de privacidad

Get Adobe Flash player Plugin by wpburn.com wordpress themes