Ford Fiesta eléctrico E-Wheel-Drive de Schaeffler

ford_fiesta_schaeffler_e_wheel_drive

Las motorizaciones eléctricas están llegando paulatinamente al mundo del motor, aunque todavía no tengan la aceptación que se pensó en un principio. Ya sea porque los modelos que están a la venta no sean atractivos para los potenciales clientes, porque tengan precios elevados o porque la tecnología aún tiene que ofrecer soluciones a cuestiones como la baja autonomía, el coche eléctrico sigue luchando por alcanzar un nivel alto de aceptación en el mundo.

Hay proyectos muy interesantes, como el de la firma alemana Schaeffler, en donde se pueden realizar conversiones que cuentan con el valor agregado de transformar en eléctricos a modelos que tienen un gran palmares en el mercado y muchos años de historia. Y es que el gran público conoce de sobra a coches como el Ford Fiesta, por lo que es más fácil asociar a un modelo conocido con la tecnología eléctrica. Además, el Ford Fiesta eléctrico de Schaeffler tiene avances interesantes en tecnología, como veremos a continuación.

 

e2

 

Ubicar el motor eléctrico en las ruedas no es una idea nueva, pero está hábilmente realizada en este Fiesta, que cuenta con dos motores eléctricos ubicados en cada rueda trasera. Acostumbrados a un Fiesta con tracción delantera, la dinámica del coche cambia por completo. Los motores eléctricos ofrecen un total de 90 caballos, de parte de cada motor que pesa 53 kilos. Dentro de las llantas de 16 pulgadas se ha colocado todo el mecanismo del motor eléctrico, junto con los frenos y los componentes para lograr que las ruedas traseras sean también directrices, al igual que las delanteras; aparcar en un espacio pequeño el Fiesta eléctrico de Schaeffler, debería ser un juego de niños, si la gráfica que han proporcionado con las fotos del coche se ajusta a la realidad.

El proyecto de Schaeffler ha sido hecho en “colaboración no oficial” con el departamento de investigación e ingeniería avanzada de Ford Europa, aunque la misma Ford dice que solo se ha limitado a pruebas en pistas invernales del norte de Europa y en verificar que la dinámica del coche no se haya visto afectada por el agregado de más de 50 kilos de peso en cada rueda trasera. Parece que los ingenieros de Ford han quedado muy conformes, por cierto.

Se momento el proyecto no tiene planes de comercialización, pero ha pasado a ser uno de los proyectos de tecnología de alta prioridad para el gobierno alemán, que contará con el apoyo de su ministerio de economía y tecnología. Veremos qué le depara el futuro.

Fuente: http://www.highmotor.com

 

Be Sociable, Share!

Centro de preferencias de privacidad

Get Adobe Flash player Plugin by wpburn.com wordpress themes