La Bodega Emina instala la primera electrolinera de la Ribera del Duero

EminaElectrolineraSe imagina recorrer la Ribera del Duero en un vehículo que no contamine. Para ello, serían necesitarías electrolineras. Pues bien, la Ribera del Duero ya cuenta con la primera en la Bodega Emina, situada de Valbuena de Duero, un nuevo paso del Grupo Matarromera en sus apuesta por el turismo sostenible. Esta electrolinera puede ser utilizada tanto por vehículos eléctricos como híbridos enchufables.

La duración aproximada de una carga completa de la batería de un 100% eléctrico, en el caso de que el coche llegue sin gota de energía, es de tres horas, el Grupo Matarromera propone al viajero que aproveche ese tiempo para visitar la bodega Emina o para disfrutar de un almuerzo en el restaurante La Espadaña de San Bernardo. O ambas cosas, que no son incompatibles. Una vez con el coche de nuevo cargado, se puede seguir ruta.

Con la llegada de los automóviles eléctricos, se han instalado también estaciones de servicio con dispensadores de energía para recargar las baterías de estos nuevos vehículos. Aunque en los inicios, se denominaba estación de carga o estación de carga eléctrica,  comienza a emplearse la palabra electrolinera.

El Grupo Matarromera ha elegido el Centro Integrado de Desarrollo Sostenible, situado en el Centro de Interpretación Vitivinícola Emina, para instalar esta electrolinera. Se trata de un poste de recarga doble que consta de dos tipos de conectores (Scame y Mennekes) para recargar la batería de cualquier tipo de vehículos eléctricos o híbridos enchufables. El usuario del vehículo podrá recargar de forma gratuita su vehículo gracias a la tarjeta que posee cada conductor de vehículos eléctricos a través del Plan Movele impulsado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Según la información facilitada por la bodega, en el caso de que llegue a Emina un vehículo que no pertenece a esa red, se le facilitará la tarjeta al conductor de forma gratuita para que pueda cargar la batería.

La estación de recarga es práctica, de fácil uso y mantenimiento, y con un alto grado de seguridad. Además, señalan fuentes de Matarromera, luce un diseño de vanguardia del que es responsable la empresa también vallisoletana Emix, que desarrolla y fabrica desde 2008 soluciones e infraestructuras de movilidad eléctrica.
Con esta electrolinera, Emina apoya la plataforma de difusión del vehículo eléctrico promovida por la Junta de Castilla y León, además de reiterar su compromiso a favor del turismo sostenible.

Autonomía

Según las pruebas realizadas por el experto en Motor de El Norte de Castilla, Santiago de Garnica, la autonomía real de un Twizy (el vehículo 100% eléctrico de Renault fabricado en Valladolid) en ciudad es 70 kilómetros con una conducción tranquila pero sin perder el ritmo del tráfico. «El Twizy es un vehículo con vocación urbana», explica De Garnica, que a 80 kilómetros por hora llegaría muy justo a Emina, bodega situada a poca más de 40 kilómetros de Valladolid. Sin embargo, no tendrán ningún problema el eléctrico Nissan Leaf a 60, el Renault Fluense Z.E, la furgoneta eléctrica Renault Kangoo Z.E y los híbridos enchufables.

Be Sociable, Share!

Centro de preferencias de privacidad

Get Adobe Flash player Plugin by wpburn.com wordpress themes